TALAVAN

Talaván

TALAVÁN

Se llega siguiendo el centenario Camino Real de Castilla, hoy carretera EX 390, en dirección norte desde la ciudad de Cáceres, en los Puentes de San Francisco. También se llega por la A-66 desde el desvío de Hinojal. Las primeras referencias de Talaván se encuentran en 1167, cuando Fernando II de León conquista la Villa y la fortaleza de Alconétar y la da a los templarios en recompensa por su eficaz ayuda. Existían en aquella época, en el Tajo, unas barcas llamadas de Talaván, único medio para cruzar el caudaloso río. La importancia de las barcas, como único medio de transporte para salvar el río se ha manifestado a lo largo de la historia quedando el barquero como distintivo del escudo heráldico y de la bandera de la Villa de Talaván.

Recomendamos visitar en el pueblo la Iglesia de Nuestra Señora de la Asunción, obra de estilo gótico de los s. XV y XVI donde destaca un Cristo Yacente, talla de la escuela Castellana y la Virgen de los Dolores. En la localidad llama la atención la Fuente de la Breña, del XVII, como bien dice una inscripción en su frente de sillares de cuarcita. Bien pudo ser abrevadero para los ganados transhumantes que cruzaban el pueblo por la Vereda del Camino Real de Castilla. Antes de llegar al núcleo urbano, por la carretera CV 41 encontramos una caseta observatorio de aves en la cola del pantano de abastecimiento. Desde este lugar podemos adentrarnos por un camino que recorre toda la margen izquierda y llega hasta la presa del pantano, donde en noviembre se hace el recibimiento a las grullas.

En la orilla del Tajo, se encuentra la Ermita de la Virgen del Río, patrona de Talaván, que celebra su romería el último fin de semana de abril o el primero de mayo.

La gastronomía tiene como base los productos naturales más cercanos. Así, el arroz con liebre y la sopa de tomate de la huerta están presentes en el recetario talavaniego, el frite y caldereta de cordero y de cabrito, el cochinillo, el escabeche de patata; sin olvidar, como en todos los pueblos, los productos de la matanza del cerdo.Dulces como los coquillos y las floretas de miel, las cañas de azúcar y canela, las roscas fritas o los bollos de leche, conquistaran los paladares más exigentes.

Fiestas

2 de febrero

Último fin de semana abril o el primero de mayo

A mediados de agosto

Comienzos de septiembre

RESTAURANTES / Donde Comer

HOTELES / Donde Dormir